Despersonalización por Redes Sociales

13 noviembre, 2017

Vivimos en la era de la tecnología. Es algo que escuchamos todos los días y ya asumimos como parte de nuestras vidas. Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat… la lista es interminable. Gracias a esta revolución, el mundo de la comunicación ha evolucionado de manera permanente. Para empresas, estas herramientas (porque eso son para ellos) han generado un nuevo mundo, donde la mayoría ya aprendió a usarlas a su favor. Para los individuos, los que las usamos como ocio, no ha sido tan así.

Tiene muchísimo valor el perfil online de cada persona. Tanto así, que muchas veces nos creamos una imagen sobre alguien antes de conocerlos personalmente. ¿Está bien o mal? Depende. Pero esto ha llevado a una despersonalización gracias a las redes sociales. Esa persona que participa online, que tanto comparte sus ideologías políticas, que vemos comentando y dando su opinión en todo. La otra persona que comparte fotos de sus juntadas con sus amigo/as, que parece estar haciendo algo nuevo siempre y tener un espíritu libre. ¿Se entiende la tendencia. Nosotros vemos esos perfiles y automáticamente creamos una imagen y un perfil acorde a la realidad “online”. Y muchas veces, nos vemos decepcionados.

Lo que nos decepciona es la imagen errónea que nos hemos creado sobre esta persona. Vale aclarar que no siempre es el caso. Existen personas donde el perfil online encaja con la imagen que nos creamos. Pero son cada vez menos esas personas. Existimos cada vez más en el mundo virtual. Tenemos que aprender a acortar la brecha entre nuestros perfiles. Aprender a ser constantes. A disfrutar los momentos en los que estamos. No significa dejar la tecnología de lado- para nada. Simplemente significa empezar a utilizarla como una herramienta, como hacen las empresas, y no como un modo de vivir. Así nos despersonalizamos. Perdemos la esencia de quienes somos, inclusive nos creamos una idea de que nosotros somos como nos mostramos en nuestros perfiles, hasta que llega ese momento- cuando nos chocamos brutalmente contra una pared y pega la realidad. Nuestra realidad no encaja con lo que mostramos en las redes sociales. Entonces, la pregunta, “¿Quién soy?” se escucha cada vez más.

Las redes sociales han cambiado la sociedad en la que vivimos. De eso no quedan dudas. Son un aporte positivo, pero nosotros las hemos desvirtuado, las hemos abusado. Por la sensación de tener una zona de confort en donde podemos escondernos. Donde nos despersonalizamos. Porque no somos esa persona detrás de la cual nos escondemos online. Somos la persona que se está escondiendo, la que no usa sus redes como herramienta, si no como un escape de la realidad.

Desde este espacio, es un simple aporte de una idea. Conlleva mucho más análisis y una discusión más larga. Mi única sugerencia, si algún día hablan de este tema, es que ese dialogo lo hagan en persona. Atrévanse a salir de su zona de confort y no tengan miedo de aportar. Capaz descubren algo de ustedes mismos que no sabían. Usemos las redes sociales y sigamos divirtiéndonos a través de ellas, que para eso están. Pero no nos despersonalicemos. Que tu realidad virtual sea la misma que tu realidad.

Santiago Laight
@santilaight

Fuente foto: http://blogdesociologia.com/archive/las-redes-sociales-proceso-de-despesonalizacion/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × tres =