Efectos de una mala comunicación

21 agosto, 2017

Tenemos la tendencia de culpar a los demás cuando existen problemas, pero la realidad es que muchas veces hay que empezar por analizarse uno mismo. Sucede lo mismo a nivel de empresas, los problemas radican en una falta de comunicación, así como de mala praxis interna.

Es primordial darse cuenta antes de que sea demasiado tarde. De otro modo, lo único que provocará es que la resolución de estos sea cada vez más compleja y mayor.
Entre los problemas en cuestión, podemos encontrar: confusión en primer lugar, pues cuando algo no se comunica correctamente, el mensaje se pierde y no llega al receptor de la forma deseada. Ello comporta una presunción personal del contenido que conlleva a la desorientación por falta de un sentido único y común.
Además de la desconfianza y los problemas de credibilidad que provoca no saber con certeza la realidad. Importante es también hacer sentir a los trabajadores como que forman parte de algo, de lo contrario se genera una clara desmotivación y consecuentemente pérdida de productividad.

Para resolver todo lo anterior, sería importante modificar ciertas cosas. Desde un cambio de mentalidad y actitud hasta hacer creer a los empleados que su opinión importa. Incorporar herramientas para que la comunicación entre toda la organización sea rápida y fluida, también puede ser una opción interesante.

De todas maneras, lo importante es que exista una buena estrategia de comunicación interna. Ello requiere tiempo, esfuerzo y por supuesto recursos, pero a la larga permite gozar de un equipo de trabajo satisfecho e implicado, que es la clave para el buen funcionamiento de la empresa.

Alba Céspedes Martí
Fuente imagen: http://www.kaiprom.com/2009/09/28/mala-comunicacion-y-perdida-de-negocios/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × dos =