GREEN MARKETING CONTRA EL CALENTAMIENTO GLOBAL Y CAMBIO CLIMÁTICO

20 junio, 2018

Hoy día no es raro escuchar los términos “Calentamiento Global” o “Destrucción de la capa de ozono por emisiones de CO2” y es que, estos acontecimientos en nuestro planeta tierra han tomado lugar décadas atrás cuando todavía no estaba tan de moda ser saludable y cuidar al medio ambiente.

Por las condiciones de nuestro mundo, cada vez es más exigente tomar consciencia de nuestras acciones sobre el medio ambiente, lo que incluye los productos que compramos y los servicios que usamos. Así entonces, la mercadotecnia fue una de las primeras en unirse a esta tendencia verde desde que La American Marketing Association (AMA) impartió el primer taller sobre “Marketing Ambiental” en 1975. Los resultados de este taller se plasmaron en uno de los primeros libros sobre marketing verde titulado “Marketing Ecológico”. Luego, el término comenzó a tomar más relevancia con la constante y creciente consciencia ambiental que se originó a principios de 1990.

Pero… ¿Qué es el Green Marketing?

La AMA lo define como los productos de marketing que presumiblemente son seguros para el ambiente. La definición dentro del contexto de marketing social habla sobre “el desarrollo y marketing de productos designados a minimizar los efectos negativos en el ambiente físico o bien, mejorar su calidad” y finalmente, desde el punto de vista del medio ambiente como tal, se define como “los esfuerzos de las organizaciones de producir, promover, empaquetar y reclamar productos en una forma sensitiva o responsiva a preocupaciones ecológicas”.

Sin embargo, Michael Jay Polonsky, de la Universidad de Newcastle, piensa que muchos tienen un concepto del Green marketing demasiado delimitado, pues para él la mayoría de las personas piensan que el Green marketing se refiere solamente a la promoción o publicidad de productos con características ambientales, cuando en su concepto es “todas las actividades designadas a generar y facilitar cualquier intercambio que pretenda satisfacer necesidades humanas, mientras que estas ocurran con mínimo impacto en el entorno natural.”

Como ejemplo del concepto de Michael Polonsky, podemos ver esta campaña:
El Foro Mundial para la Naturaleza (WWF) decidió crear una campaña de marketing social contra el cambio climático que involucrara a todos los comensales de Brewbites en los Balcanes, con algo tan sencillo como retirar los hielos de sus bebidas; en su lugar colocaron pajillas con un mensaje que decía: ¿te estás preguntando por qué no hay hielo? La respuesta podría encontrarse en la siguiente pregunta: ¿por qué no haces algo para combatir el cambio climático?

Por: Linda Miranda

Fuente de imagen: https://www.engadget.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =