Los trucos psicológicos detrás de la Publicidad

27 abril, 2018


La publicidad se conoce como aquella acción que comunica, da a conocer y representa un producto o servicio para ubicarlo tanto en el mercado como en la mente de los consumidores, y se lleva a cabo mediante un plan estratégico y su debido análisis.
Por su parte la psicología, analiza la conducta y los procesos mentales de las personas de manera que se puedan identificar hábitos, comportamientos, tipos de razonamientos y otros aspectos.
En la actualidad, desde mucho antes que un producto llegue a las manos de los consumidores ya hay un plan establecido para saber de qué forma van a conocerlo.
Es ahí donde entra la psicología para lograr que un producto no solo guste y atraiga por sus colores, forma o aroma, sino también para brindar un sentimiento de semejanza y familiarización con el mismo.
Cabe destacar que esto es posible una vez que las empresas conocen a su publico y lo identifican por género, edad y estatus social.
En el aspecto visual ciertos anuncios se apoyan en situaciones de la vida cotidiana, de manera que el consumidor pueda asociar la marca a momentos especiales y necesidades básicas. Otros por su parte, juegan con los deseos de la apariencia física perfecta, vendiendo productos que prometen generar seguridad, y una mejor autoestima.
En cuanto a la parte auditiva, ésta juega un papel importante por la forma en que pueda seducir al oyente. Generalmente muchos se sienten atraídos por tonos de voces suaves, sonidos relajantes, canciones famosas usadas como propagandas, las cuales resultan ser pegajosas, aunque sean amadas u odiadas.
Resaltan también otros factores que incitan al publico a visualizar un producto como objeto de exclusividad si es lujoso y que proporciona un estatus social superior, causando que las personas deseen pagar más al estar constantemente conectados o expuestos a una marca en específico.
Hay campañas publicitarias que utilizan las necesidades humanas para atraer al público. Por mencionar algunas:
Necesidad de autonomía, dominio, distinción, seguridad, necesidad de nuevas experiencias, entre otras.
A estas se le ofrecen entonces los descuentos, personajes famosos portando una marca, precios en oferta por un determinado tiempo, pruebas gratis y muchas diversas opciones que indudablemente empujan al consumidor a obtener los productos publicitados.
Todos estos elementos tienen la capacidad de estimular al consumidor, y en dependencia del canal que se utilice tendrán mayor o menor efectividad.
Si se usan canales como el internet, los elementos antes mencionados entran a la mente de las personas de manera más rápida y constante, creando una unión entre cliente y producto.
En conclusión, cualquier tipo de publicidad que se utilice, tendrá un impacto en las mentes de las personas. Muchas de ellas no se dan cuenta de los trucos que hay detrás de cada promoción, anuncio u oferta, sin embargo, cada compra que se realice estará ligada a decisiones, costumbres, hábitos y sentimientos con los cuales la publicidad sabe jugar a la perfección.
Por: Jimena Jiménez
@jimenezjimena12

Fuentes:

La Mente Subconsciente y la Publicidad


www.slideshare.net/blackcreativebox/publicidad-psicologia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =