Medios y cultura fast food. Una mirada para entender el comportamiento en la era digital.

18 mayo, 2018


En una sociedad digital, el tiempo es el recurso más valioso. Todo debe ser rápido y ahora.

Para el sociólogo George Ritzer, esto se debe a un proceso llamado “McDonaldización”, bautizado así por la expansión del modelo fast food, en el cuál se aplican modelos estandarizados que permiten el ahorro de tiempo. Para Ritzer, este proceso no solo ha reestructurado la forma en la que nos relacionamos con las demás personas, las cuales son cada vez son más fugaces, sino que ansiamos la rapidez de la vida y si tarda, nos desesperamos. El hombre contemporáneo no está preparado para improvisaciones, todo debe estar estructurado. Nos han preparado para recibir un producto estándar.

Con respecto a nuestros medios de comunicación; estos han tenido que adaptarse a la inmediatez de la cultura fast food. No hay empresa de la información que no tenga una versión digital de su periódico, o una cuenta, en donde la característica de la plataforma es la rapidez de las actualizaciones y la brevedad de los mensajes.

Esta característica también se encuentra en los usuarios que han adoptado estos medios en su vida diaria y se han transformado en parte de ellos. Cada uno de nosotros tiene un hábito de consumo inmediato. El tiempo de espera se ha reducido. ¿Quién no se ha desesperado cuando una página no carga rápido? ¿Si no tenemos una respuesta por parte de otra persona en casi cuestión de segundos? Tal es este fenómeno que ahora, en lugar de preferir comunicarnos por llamadas telefónicas lo hacemos por “mensajería instantánea”. Todo rápido y detrás de la pantalla. Incluso, ya no esperamos lo que se hacía para consumir las noticias.
De inmediato, consultamos los diversos canales online para tener la información actualizada. Así como en una cadena de comida rápida: hacemos el pedido y esperamos que salga de inmediato. En este caso, nuestro pedido es la información y esperamos que esté ahora. Podríamos decir que existe una estandarización de contenidos con información “empaquetada” en Cajita feliz del día.

Analicemos como interactuamos entre nosotros, hemos dejado de lado los encuentros cara a cara para la comunicación a través de 140 caracteres y a través de la interfaz digital. El “mañana” es muy tarde, “en una hora” se ha transformado en “una vida”. El tiempo relativo, así como en la física, es relativo a cada generación y para la generación de los bits, es acelerado.

Por: Mariana De Lama Odría
@MarianaDeLama

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 14 =