¿Nos estamos volviendo adictos a la tecnología?

28 mayo, 2018

La importancia de las Redes Sociales, la ambición por adquirir el último móvil de moda, o priorizar los escritos vía whatsapp antes de una llamada telefónica o encontrarse cara a cara, son algunos de los muchos casos que evidencian cómo la nueva era tecnológica ha interferido en nuestra vida cotidiana.

Sin duda alguna, la tecnología ha sido una parte fundamental en lo que se refiere “acortar distancias”. Hoy en día es un beneficio para todos aquellos que necesitan tener reuniones de trabajo con personas en distintos territorios, o también en el ámbito personal para comunicarte con tus seres queridos. Es por ello que, así como todo orden de cosas, esta “nueva patología” como la llaman algunos expertos tiene su aspecto positivo y negativo.

En lo que se refiere a adicción, el clásico exceso de consumo a las Redes Sociales es un hecho, Facebook, Instagram y Twitter respectivamente son parte de nuestra vida diaria. Pero ¿Cuál es el límite de ello?
¿Es posible que estas redes sociales sean capaces de hacernos vivir una realidad que no es la nuestra?

Ejemplo Caso Facebook
https://www.youtube.com/watch?v=LiEYYe_fWrU
Ejemplo Caso Instagram
https://www.youtube.com/watch?v=EWUpQND16_Q

A lo largo de los años, han existido distintos estudios realizados por Psychonomic Bulletin & Review2, en Estados Unidos, o en España por la empresa de mercado SONDEA para Dialogando, entre otros a nivel mundial, que comprueban que muchas personas se sienten vacías sin tener al menos un dispositivo móvil a su lado.

En ese contexto expresan que no hay un minuto de su día que no sientan la necesidad de estar informados de lo que ocurre, no tanto en el mundo desde el aspecto noticioso, sino que de las personas que “siguen en sus redes sociales”. Y que incluso, deja aún más en visto, el hecho de que esto no se trata solo de los aparatos tecnológicos, sino de la dependencia que tenemos como seres humanos hacia el Internet.

Sabemos que durante décadas el Internet se ha convertido en el medio más influyente del mundo. Como sociedad nuestra dependencia a este soporte de comunicación se ha insertado en la cotidianidad de tanto generaciones pequeñas como adultas, e incluso en el ámbito personal como del trabajo.

Si bien, como seres humanos estamos conscientes de que esto se ha transformado en una patología, no intentamos cambiarlo por nada. La inmediatez que te proporciona el Smartphone para resolver situaciones es más fácil que volver al pasado y no tener respuestas a todo lo que necesitamos.

El mensaje es para los más pequeños. Estudios también señalan cuál es el mal que como adultos les proporcionamos a los niños y jóvenes con estas herramientas que para nosotros son tan útiles. Entre las recomendaciones citadas por:
https://www.sura.com/blogs/calidad-de-vida/peligros-adiccion-tecnologia.aspx.aspx señalan que es importante advertir sobre los peligros que conllevan la adicción a las redes sociales, sobre todo en lo que se refiere al acoso por internet y el bullying.

También hablar sobre el consumo responsable de estas herramientas, para qué realmente sirven, cuál es el límite de su uso. En tanto, otro de los consejos se remonta a fomentar los hobbies como el deporte y aprovechar los espacios al aire libre, hacer vida social, y alimentar las amistades.

Es importante que como sociedad implementemos el buen uso de la tecnología. Si bien, todo avance en esta materia es positivo, siempre debería existir un control por sobre qué tipo de uso le estamos otorgando.

Por: Melissa Brito

FOTO
http://www.notisistema.com/noticias/nace-nueva-patologia-por-adiccion-a-la-tecnologia/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × dos =