REDES SOCIALES: La clave para la comunicación interna

23 agosto, 2017

Hace tiempo que cada vez que abro mi Instagram y Facebook, las únicas dos redes sociales que uso, me pregunto cuánto tiempo invertimos en actualizar nuestros perfiles, en subir fotos o comentarios, en ver cuántos “likes” tenemos, en cotillear y en hacer las reflexiones posteriores sobre todo aquello que nuestra mente ha ido “absorbiendo” mientras mirábamos distintos perfiles. De acuerdo con un estudio realizado por Ipsos Open Thinking Exchange, el promedio es de 3,2 horas diarias entre personas de 18 a 64 años.

En nuestra vida personal, las interacciones que tenemos con otros se ven en parte, altamente condicionadas por lo que las publicaciones de cada uno en las redes sociales nos transmiten. Para que una relación llegue a buen puerto, la comunicación debe ser asertiva y sobre todo efectiva. Esto también puede extrapolarse al mundo corporativo, en donde actualmente, la comunicación es un factor clave tanto a nivel interno como externo.

De este modo, vemos que hoy en día, la comunicación interna ha pasado a tener un papel igual o más relevante que la comunicación externa y por consiguiente, las empresas ven condicionado su éxito y continuidad en el mercado laboral por una buena comunicación interna. Como la innovación está al orden del día, ¿qué mejor herramienta que las nuevas tecnologías para conseguir nuestras metas empresariales?

En este sentido, la palma se la llevan las redes sociales, como gran elemento reforzador de la comunicación interna, pues de acuerdo con un artículo de Reporte Digital, el uso de las redes sociales tiene amplios beneficios para los resultados de una empresa. Éstas promueven el trabajo en equipo y arraigan el sentido de pertenencia a la empresa en cada uno de sus empleados, ya que la información llega mucho más rápido a todos los miembros del equipo ya sea de forma intencionada o no.

De esta forma, todos los trabajadores estarán al día de aquello que sucede dentro y alrededor de su empresa, por lo que también serán capaces de dar un mejor servicio a sus clientes y esto sólo puede traducirse en mejoras, no sólo a nivel de relaciones entre los trabajadores, sino también a nivel financiero: la empresa va a tener mucha más visibilidad y notoriedad entre su público objetivo y también entre sus propios empleados y además va a invertir menos en otros medios convencionales más costosos y anticuados.

En definitiva, la importancia de esta arma de doble filo ha llegado hasta tal punto, que en los últimos años se han multiplicado los profesionales que nos brindan la oportunidad de aprovechar las redes sociales como medio garantizador de éxito de una empresa y saber la línea que hay que mantener, para no caer en casos de “malas publicaciones” que han perjudicado seriamente la reputación e imagen de una empresa o personalidad, y reconducir la situación no es tarea fácil.

Àngels Moles Obis

Fuente imagen: http://soxialmedia.com/wp-content/uploads/2011/10/redes-sociales-empresas-peque%C3%B1as.jpg?w=240

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco + diecinueve =