El consumidor infantil se reinventó, ¿están preparadas las marcas para esto?

30 julio, 2018

 

 

 

Hoy, es muy común ver cómo el consumidor infantil ha venido evolucionando. Ha pasado de tener un rol pasivo, seguidor y monótono a uno activo, con capacidad de decisión y sobretodo, exigente. Es justo de esto de lo que hablaré en el post, más que nada, quiero hacer una reflexión a como las marcas infantiles se están comunicando a un nuevo público, el influenciado por la internet y el consumismo.

La industria de la moda infantil se encuentra en constante movimiento y es en este momento cuando las marcas deben estar preparadas para competir, deben crear un valor distinto para este pequeño consumidor, permitiendo a la compañía prosperar y lograr una mayor rentabilidad por medio de la implementación de estrategias innovadoras, con acciones creativas que se ejecuten y representen verdaderas soluciones a necesidades del mercado. Esto es claro y definitivo, no solo para las marcas de producto infantil, sino para todas en general.

El asunto está en: ¿cómo se están comunicando estas acciones innovadoras que las marcas están desarrollando, ¿si se está creando un real valor agregado al momento de llegarle al consumidor final? Son preguntas que me hago en este momento y a las que por mucho que lo pienso llego a la misma conclusión: no lo están haciendo bien. No se genera un plus interesante y diferenciador que logre captar al consumidor infantil y fidelizarlo con la experiencia y producto de las firmas.

Esta industria viene moviéndose a pasos agigantados, en el pasado veíamos a chicos sumisos y dispuestos a vestirse con lo que sus padres quisieran comprarles; hoy no es así. Hoy vemos que estos pequeños consumidores de moda tienen un criterio, son exigentes y esperan de las marcas no solo un producto de buena calidad y diseño, sino también una estrategia de comunicación innovadora, cercana y que genere un real engagement con el consumidor.

Barcelona es referente e inspiración en el mundo de la moda, aquí se encuentran los showrooms más importantes de moda infantil. Adicional, cuenta con nuevas marcas y diseñadores emergentes que hacen de la ciudad el punto de encuentro para los compradores e inversionistas que buscan algo distinto, propuestas diferentes, originales y alternativas. Es por esto que los equipos de comunicación, publicidad, PR y diseño deben estar lo suficientemente alineados para trabajar juntos en generar estas experiencias.

Basta ya de creer que hoy se trata solo de vender producto, las marcas deben generar una conexión desde el corazón, fidelizar clientes y ante todo darle a estos pequeñitos del mundo de la moda una experiencia con la que se vean identificados.

Por: Mauricio Villa

@Mauricio_villab

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 12 =